Ecuador: al menos 142 muertos y 588 heridos tras sismo de 7,8 grados

0
898

DIARIO VISION.-Ecuador.-Al menos 142 personas han muerto y 588 han resultado heridas como consecuencia del terremoto de 7,8 grados en la escala abierta de Richter que azotó el norte de la región costera de Ecuador el sábado, y que también causó múltiples daños materiales que aún se evalúan. El vicepresidente del país, Jorge Glas, en una comparecencia ante los medios de comunicación, remarcó que la cifra de fallecidos podría aumentar debido a los daños generados en la zona del epicentro.

Aseguró que la situación es particularmente «compleja» en el balneario costero de Pedernales, en la zona del epicentro, donde a los equipos de rescate y asistencia les ha sido difícil llegar. El vicepresidente, Jorge Glas, quien ha asumido el control de la crisis hasta el regreso del presidente, Rafael Correa, que está en El Vaticano, indicó que se sabe «hay ciudadanos en medio de los escombros que tienen que ser rescatados. Tenemos todos los recursos desplegados y vamos a recibir ayuda internacional», además, dijo  se están haciendo todos los esfuerzos para restablecer la energía eléctrica en Manabí.

El vicepresidente agregó que se ha decretado el estado de excepción a nivel nacional «para precautelar el orden público» tras el terremoto, que también se sintió en el norte del Perú y en Colombia.

Además, se declaró la emergencia en las seis provincias más afectadas, ubicadas entre el suroeste y el noroeste del país: Esmeraldas, Los Ríos, Manabí, Santa Elena, Guayas y Santo Domingo, descartándose un alerta de tsunami.

Afectaciones a vías en Ecuador:

La Constitución ecuatoriana faculta al presidente a decretar el estado de excepción en caso de agresión, conflicto armado, grave conmoción interna, calamidad pública o desastre natural, así como suspender derechos ciudadanos como la inviolabilidad de domicilio.

En principio el Geofísico había calculado entre 6,5 y 7,5 grados el sismo y señalado que el epicentro fue en la provincia de Esmeraldas (noroeste y fronteriza con Colombia).

El presidente de Ecuador, Rafael Correa,mandó un mensaje de ánimo al país:

«Ya autoridades están en puestos de control evaluando daños y tomando acciones», escribió Correa en su cuenta de Twitter.

Medios locales han publicado fotografías de la ciudad de Guayaquil (suroeste) donde cayeron un puente y el techo de un centro comercial. En tanto que en Quito, las fotografías muestran daños en locales comerciales.

De su lado, la Dirección General de Aviación civil anunció el cierre del aeropuerto de Manta (Manabí) por «daños severos en torre de control».

La Secretaría de Gestión de Riesgos de Ecuador pide mantener la calma y armar una mochila con todos los productos necesarios:

-«Solo pedía que se acabe»-

El movimiento también fue sentido con fuerza en la ciudad de Quito por largo tiempo, constataron periodistas de la AFP.

En Perú varias ciudades en el norte fueron remecidas por un sismo de 7,4 grados, pero los primeros reportes no dan cuenta de víctimas.

«No hay afectación en Colombia ni amenaza de tsunami», señaló a la AFP Iván Márquez, director de la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD).

Cristina Durán, de 45 años, tomó a sus tres mascotas y se ubicó bajo el marco de una puerta para protegerse de los vidrios que crujían.

«Sentí temor y solo pedía que se acabe» el temblor, relató a la AFP en Quito.

En el norte de la capital, la gente salió asustada a las calles, donde los postes de luz y los cables se movían de lado a lado, constató un periodista de la AFP.

«Huy, Dios mío, fue el temblor más largo y fuerte que he sentido en mi vida. Duró bastante tiempo y sentí mareo, no podía caminar, la cabeza me daba vueltas. Quería salir corriendo a la calle, pero no podía», dijo a la AFP María Torres, de 60 años.

El alcalde de Quito, Mauricio Rodas, apuntó en su cueta de Twitter que se han «suspendido todos los eventos y espectáculos públicos» en la capital como medida de precaución.

En el aeropuerto de la ciudad de Guayaquil, los pasajeros que aguardaban sus vuelos salieron corriendo de la terminal al sentir el movimiento.

«Se cayeron lámparas del techo y la gente corría despavorida», comentó a la AFP Luis Quimis, de 30 años, quien aguardaba un vuelo hacia Quito.

Las autoridades todavía no han presentado un balance del número de heridos.

El vicepresidente agregó que se ha decretado el estado de excepción a nivel nacional «para precautelar el orden público».

«Toda la fuerza pública está en estado de máxima alerta para poder proteger la vida de los ciudadanos», señaló el vicepresidente.