Presidente Abinader decide en el Consejo de Seguridad Nacional iniciar la construcción de la presa Don Miguel en el río Dajabón para proteger el agua.

0
608

Mandatario, también dispone suspender los visados, prohíbe la entrada definitiva involucrados en el conflicto y otorga un plazo para proceder al cierre total de la frontera

Santo Domingo.- El presidente Luis Abinader en reunión con el Consejo de Seguridad Nacional dispuso iniciar la construcción de la presa Don Miguel en el río Dajabón para proteger el agua a los dominicanos.

Al terminar la reunión el vocero y director de Estrategia y Comunicación Gubernamental, Homero Figueroa, ofreció una rueda de prensa donde anuncio otras cuatros medidas dispuestas por el jefe de Estado.

El Consejo de Seguridad Nacional ha decidido lo siguiente:

  1. Suspender de manera definitiva la entrada de todos los involucrados en el conflicto y detener la emisión de visados a ciudadanos haitianos hasta nuevo aviso.
  2. Mantener el cierre total de la frontera por Dajabón y, si el conflicto no se resuelve antes del jueves, cerrar completamente la frontera para el comercio terrestre, marítimo y aéreo.
  3. Reactivar la Toma de la Aduana en el río Dajabón, en el inicio del canal La Vigía, como una medida a corto plazo para garantizar el abastecimiento de agua a los productores dominicanos.
  4. Iniciar el proceso de construcción del proyecto de la presa Don Miguel como una solución definitiva a largo plazo. El diseño de esta obra comenzó el año pasado y se estima que la construcción llevará unos 30 meses, con un costo aproximado de 2,700 millones de pesos. La licitación comenzará de inmediato.
  5. Solicitar una reunión bilateral de la mesa hídrica binacional para acordar una solución definitiva.

La reunión inició a las 9:05 de la mañana en el salón de Consejo del Palacio de la Policía Nacional.

Acompañaron al presidente Luis Abinader, los ministros de la Presidencia, Joel Santos Echeverría; Administrativo y Financiero de la Presidencia, José Ignacio Paliza; de Interior y Policía, Jesús Vázquez; de Relaciones Exteriores, Roberto Álvarez.

También, el director de la Policía Nacional, mayor general, Alberto Then; del DNI, Luis Soto; el comandante general del Ejército Nacional, mayor general, Carlos Antonio Fernández Onofre; de la DNCD, vicealmirante José Manuel Cabrera Ulloa; el viceministro de Defensa para Asuntos Navales y Costeros, vicealmirante Ramón G. Betances Hernández; el director de Inteligencia del J2, mayor general, Jorge Iván Camino Pérez, ERD.

Al igual que, el viceministro de Política Exterior Multilateral, Rubén Silié; el embajador de República Dominicana en Haití, Faruk Miguel Castillo; el cónsul dominicano en Juana Méndez, Margarito Carlos De León y el director del INDRHI, Olmedo Caba Romano.

Luego, el gobernante presidirá la reunión de seguimiento de Seguridad Ciudadana en el Salón Club de Oficiales Policía Nacional.

DECLARACIÓN ÍNTEGRA

En el día ayer, el presidente de la República, Luis Abinader, convocó al Consejo de Seguridad Nacional, para hoy en la mañana. El consejo es un órgano consultivo creado el 12 de febrero de 2021 con la finalidad de asesorar al Poder Ejecutivo en cuestiones de políticas públicas y estrategias de seguridad y defensa nacional.

El único tema de discusión en la reunión de hoy fue la situación que se ha presentado en la frontera entre la República Dominicana y Haití debido al reinicio unilateral de los trabajos en el canal haitiano en el río Masacre, así como al cierre de la frontera ordenado por el presidente de la República.

Las informaciones proporcionadas por nuestro servicio diplomático y los organismos de investigación del Estado indican que los trabajos de construcción son llevados a cabo de forma unilateral por particulares. Las autoridades haitianas afirman que no respaldan ni participan en el proyecto, y han reiterado en múltiples ocasiones que no están de acuerdo con su construcción.

Los promotores de esta obra son empresarios y políticos que buscan garantizar el suministro de agua con fines comerciales. El gobierno haitiano ha admitido en repetidas ocasiones que no tiene la capacidad para resolver conflictos internos debido a la pérdida del monopolio de la fuerza del Estado haitiano a manos de organizaciones criminales.

Este proyecto viola claramente el artículo 10 del Tratado de Paz, Amistad y Arbitraje entre la República Dominicana y la República de Haití. No cabe duda de que este proyecto unilateral es promovido por agentes haitianos con la intención de perjudicar a su propio gobierno y generar un conflicto con nuestro país.

La República Dominicana no puede depender de la solución de las autoridades haitianas. Por esta razón, el Consejo de Seguridad Nacional ha decidido lo siguiente:

  1. Suspender de manera definitiva la entrada de todos los involucrados en el conflicto y detener la emisión de visados a ciudadanos haitianos hasta nuevo aviso.
  2. Mantener el cierre total de la frontera por Dajabón y, si el conflicto no se resuelve antes del jueves, cerrar completamente la frontera para el comercio terrestre, marítimo y aéreo.
  3. Reactivar la Toma de la Aduana en el río Dajabón, en el inicio del canal La Vigía, como una medida a corto plazo para garantizar el abastecimiento de agua a los productores dominicanos.
  4. Iniciar el proceso de construcción del proyecto de la presa Don Miguel como una solución definitiva a largo plazo. El diseño de esta obra comenzó el año pasado y se estima que la construcción llevará unos 30 meses, con un costo aproximado de 2,700 millones de pesos. La licitación comenzará de inmediato.
  5. Solicitar una reunión bilateral de la mesa hídrica binacional para acordar una solución definitiva.

El Gobierno dominicano será firme en la defensa de la Soberanía Nacional y en la garantía de la Seguridad Nacional.